Gastos de envío gratuitos en compras superiores a 70€  (sólo península)

¿Cuáles son tus objetivos de año nuevo?

Empieza un nuevo año con nuevos objetivos y después de toda esta marabunta navideña (mucho más calmada este año, por otra parte) llega el momento de sentarse un ratito, coger lápiz y papel y regalarse unos instantes para definir qué queremos hacer con el regalo más grande que el universo nos da: el tiempo…

Y es que ya sabemos que somos muy pesaditas con la consciencia y todo eso pero la realidad es que el tiempo corre deprisa y se nos va. Por ello, nunca está de más mezclar en su justa medida una porción de fluir, con otra de sentir y su buena dosis también necesaria de planificar.  Y es que sin objetivos y planificación nos movemos por la vida por el fruto del azar.

¿Y tú? te has parado a pensar qué te hubiera gustado hacer este año que no ha podido ser y se te ha quedado en el tintero?

Este año, inevitablemente, se nos han quedado un montón de cosas atrás.  Ha sido un año raro y diferente que nos ha dejado también una buena dosis de aprendizaje.

Pero atención… (redoble de tambor)…

tal vez ha llegado el momento de poner por escrito todo eso que sueñas, anhelas y hace crecer tu universo personal con el fin de vivir la vida que te mereces.

Ya sabéis que nuestro mood es el optimismo. Esto no quiere decir que todo sea un camino de rosas, si no que elegimos ver las cosas desde el mejor punto de vista por una cuestión meramente egoísta: nos hace vivir mejor 🙂

 

Así que dale,  pon por escrito cuantas horas vas a reservar para ti cada semana, a echarte unas cremitas o ponerte una mascarilla en el pelo, a la lectura o a ver esa serie que te da la vida.

Escribe cuantas salidas te gustaría hacer cada mes al monte, a la playa… Reserva un ratito para hacer algo de ejercicio, para alimentarte sano y rico, para rodearte de personas que te llenan el alma y que te aportan.

Anota con qué frecuencia te gustaría ir al cine o a ver una exposición de arte.

Reserva un tiempo para estar con tu padre, con tu madre, con tu hijo o con esa persona que sin ser de tu familia te hace sentir en casa cada vez que la ves.

Prográmalo, deja espacio para esas cosas tan necesarias.

Práctica consciencia, párate, respira, siente, pon a prueba tus sentidos, hazte un bizcocho, duerme, escucha a tu cuerpo y busca un poco de silencio para escuchar también a tu corazón.  Tu corazón siempre dice la verdad.

Luego deja esa papel a la vista y cuando vengan curvas a lo largo de este año léelo, recuerda porqué estás aquí, pon foco y tira pálante.

Os deseamos un año nuevo lleno de objetivos por cumplir, de éxitos personales, de crecimiento, aprendizaje y sobre todo muchísimo amor.

Antía, Uxía y Nuria.