El ecoprint es una técnica artesanal de estampación botánica que consiste en trasladar el color de la naturaleza al tejido.

Traspasamos los pigmentos naturales que hay en hojas y flores a tejidos de origen orgánico como seda, lana, lino o algodón dando pasos hacia una tendencia en la que predominan tejidos lo más respetuosos posible tanto con el medio ambiente como con las personas que intervienen en su elaboración.

El proceso de estampación botánica es largo.

Empieza con la recolecta en el monte y también en nuestro jardín de algunas especies que ya cultivamos.

Ésta, es la parte de nuestro trabajo que nos permite parar, estar conectadas con la naturaleza y nos proporciona el privilegio de salir cada día a respirar como parte de la rutina.
Al llegar al taller, clasificamos la recolecta por especies y comenzamos con el proceso.
Escurrimos la seda, el algodón o el tejido que tengamos sumergido en mordiente para esa jornada.

Los mordientes son baños de determinadas substancias que se les dan a los tejidos con los que vamos a trabajar. Actúan como un puente entre el tejido y la materia vegetal, ayudando a que el color penetre y se fije permanentemente en las fibras para que no desaparezca con los lavados.

Una vez que tenemos el tejido escurrido, lo estiramos cuidadosamente sobre la mesa y vamos colocando las hojas y las flores sobre los tejidos creando diseños y patrones diferentes en cada pieza.

Esta disposición siempre diferente de las hojas y flores junto con la aleatoriedad de los tamaños y formas de la naturaleza da siempre como resultado un universo de estampados únicos.

El siguiente paso consiste en enrollar y atar.

Cuando todas las piezas que tengamos definidas para esa jornada están atadas, empieza el proceso de cocción que hace que la materia vegetal suelte su color y se traspase a la tela…
Nuestra experiencia, en la que hemos tenido que aprender a vencer la impaciencia y las prisas, nos ha enseñado a respetar los tiempos y a entender que son una parte fundamental del proceso, en el que el “movimiento slow” está muy presente.

Unos días después abrimos los rollos y quitamos los restos vegetales, Los tejidos se tienden a secar y se acaba de fijar el color. Luego se lavan para eliminar los excesos de pigmento y se tienden de nuevo a secar al aire.

Cuando se recogen y planchan, observamos los resultados de la jornada y tomamos las anotaciones necesarias para crear un cuaderno de experiencias.
La investigación, los experimentos, las muestras de tejido, los ensayos y los errores constituyen nuestro día a día, ya que el ecoprint es una técnica muy experimental que nos mantiene en un estado de observación y aprendizaje constantes.

Cada día los resultados son diferentes, dependiendo de factores tales como la época del año, la situación geográfica de recogida, la humedad ambiente, el calor, los tiempos de vapor y reposo u otros relativos a los tejidos tales como la composición, el gramaje o la estructura de la base sobre el que estemos trabajando.

La estampación botánica es un regalo de la naturaleza que, a través de esta técnica, nos permite vestirnos con los colores del bosque y traer a nuestra vida un poco de la calma que esto transmite.
Nuestro objetivo consiste en trasladarte, a través de nuestras piezas y nuestra historia, un poco de toda esta calma y de este sentir.

¿¿Alguna duda??
Ponte en contacto con nosotros y te responderemos enseguida
¿¿Alguna duda??
Ponte en contacto con nosotros y te responderemos enseguida